Lucy y Melvyn querían que su boda fuera diferente por lo que se trasladaron desde Londres a New York para hacer una destination wedding, o sea, elegir un lugar distinto a donde resides y combinar conocer el lugar y la boda. Nada más neoyorkino a ojos del foráneo que hacer la ceremonia en Central Park, caminar por el High Line o Brooklyn Bridge, cenar en Meatpacking o hacer el primer baile en una terraza con vistas al rio Hudson. Una película maravillosa en sí misma que me dieron la oportunidad de vivirla junto a ellos.

Lucy conoció mi trabajo por la original boda en La Graciosa de Otto y Esther y mi respuesta fue un SI QUIERO rotundo cuando me consultó si estaría dispuesto a viajar con ellos para su boda en New York. Me sigue emocionando saber que confíen en mi para una día tan importante, y más aún cuando recorres miles de kilómetros para ello. Habitualmente no me siento únicamente el fotógrafo, me siento Rubén, un invitado más con el privilegio de hacer mis fotografías en lugares únicos. En unos días viajaré a Essex a reencontrarme con Lucy y Melvyn en su boda británica. Será un encuentro de amigos muy especial y espero revivir momentos tan espontáneos y mágicos como cuando Melvyn sacó a bailar a Lucy en mitad de la sesión de fotos al escuchar a un cantante en la calle. Los pelos de punta!

 

Lucy&Melvyn wanted their wedding to be different, so they decide to move from London to New York and do a Destination Wedding. It was the way for foreigners to discover the city, the choose to do the ceremony in Central Park, walk the High Line or Brooklyn Bridge, dine in Meatpacking or do the first dance on a rooftop seeing the sunset over the Hudson River. A wonderful film itself that gave me the opportunity to live with them.

Lucy knew my work from the original wedding in La Graciosa of Otto and Esther and when she asked me if I would travel with them to their wedding in New York, my answer was a resounding YES I DO. I still thrilling to know that someone trust in me for such an important day, and even more when you travel thousands of kilometers to do it. In this cases, I don´t feel only the photographer, I feel Ruben, a guest with the privilege of shooting my photographs in unique locations. In a few days I will travel to Essex to reconnect with Lucy and Melvyn in their UK wedding reception. It will be a meeting with very special friends, like the moment in the video,  when Melvyn decide to do the first dance during the photoshooting with a street singer. Amazing!!

Second shooter: Danielle Stack  Make up: Rouge NY  Hairdress: DryBar  Wedding Planner: Claire Ady of Wed in Central Park Dress Designer: Sophia Tolli

Comment